Si quieres unirte al equipo de Beezy, ahora es el momento

13.5.15 / Comments (8) / by Enric Carrión

Llevo trabajando en Spenta desde hace ya más de 8 años y me considero un buen conocedor de su estructura, su funcionamiento y su espíritu. Mi visión puede no ser totalmente parcial, pero es producto del tiempo vivido, las experiencias y mi evolución en la compañía, aspectos de los cuales me siento en general más que recompensado.

Sabréis (y si no, lo aclaro) que Spenta es una empresa de servicios especializada en el mundo Microsoft y que, fruto del conocimiento que ha ido acumulando sobre ese mundo, creó un producto llamado Beezy, una suite para habilitar interfaz social en entornos colaborativos SharePoint.

El producto lleva en funcionamiento (y me refiero a funcionamiento en productivo en varios clientes, entre ellos Vodafone) desde hace más de 3 años, y los que tengáis contacto con start-ups y empresas de producto, conoceréis la dificultad de mantener algo tan frágil frente a tantas tormentas y embates en contra. Esto unido al hecho de que Spenta/Beezy no reciben oxígeno económico de ningún fondo de capital riesgo, se puede catalogar de proeza.


Beezy no sólo funciona, sino que además lo hace muy satisfactoriamente y es un producto de éxito, que compite en la liga de las principales soluciones del mercado: Jive, IBM Connections o Sitrion. Evidentemente en cuota de mercado juega un papel aún residual, pero cada día son más los clientes y los escenarios en que Beezy encuentra su encaje como alternativa a estas plataformas.

El año pasado no fue bueno, vamos a admitirlo sin paños calientes. Diversas personas muy valiosas y muy queridas en la compañía optaron por otra salida profesional, lo cual es totalmente comprensible. La compañía ha vivido pendiente del ciclo de ventas, que en el caso de las grandes corporaciones, es prolongado y muchas veces incierto, aunque nunca ha abandonado la apuesta por Beezy como estandarte de negocio.

Finalmente esta apuesta ha terminado dando sus frutos. El negocio generado durante estos últimos meses y las oportunidades surgidas alrededor del producto no sólo permiten su continuidad, sino que además nos sitúa en el camino de convertirnos en la plataforma social líder sobre tecnología Microsoft.

Bullshit aparte, esto quiere decir que hay inversión suficiente para mejorar y proyectar Beezy hacia un estado en que no haya llegado ningún otro producto del sector desde el ámbito tecnológico y de experiencia de usuario. Beezy ahora mismo ya es un producto cañero, y lo saben los que trabajan o han trabajado con él, con una arquitectura bien pensada, extensible, muy SharePoint-friendly, un motor de front-end en Backbone.js que se te cae la baba, con una velocidad de vértigo para implementación de nuevas features, con un ALM diseñado y mantenido exquisitamente. Bien, pues el siguiente paso es incorporar lo que nos falta para tener el sueño completo: integración completa con Office 365, Delve, Graph, Office Videos, multi-tenancy, interfaz completamente responsive, automatización de tests en front-end, integración con SignalR, adaptación al próximo SharePoint 2016 y, sobre todo, una batería inmensa de nuevas funcionalidades y escenarios que el product manager (y nosotros mismos, como primeros consumidores del producto) está deseando ver y probar.

El equipo de Beezy está formado por gente muy buena. Pero aún necesitamos más. Principalmente necesitamos personas que se arremanguen y disfruten con el desarrollo. A partir de ahí, la experiencia que podáis aportar en ASP.NET, SharePoint, Office 365, Azure, Javascript o CSS nos da margen para encontrar vuestra ubicación ideal y vuestra evolución profesional a largo plazo en Beezy.


La inversión de la que hablaba antes da para lograr un equipo muy grande (alrededor de 20 personas) y muy potente de producto. Subrayo "producto". El desarrollo real de producto en este orden de magnitud es casi anecdótico en nuestro país. Lo bueno de todo esto es que uno no necesita emigrar a Silicon Valley ni cambiar su plan de vida para participar de una aventura como ésta. Estamos en Barcelona y en Madrid, somos una "familia" bien avenida, no hay ningún organigrama ni barrera, nos vamos a tomar cañas después de salir y, sobre todo, nos lo tomamos con mucho humor. 

Otra vez, podéis creerme a mi o preguntar a cualquiera de mis compañeros o ex-compañeros y os contarán sobre los Hasselhoffs, los "socials", los Lyncs del miércoles al mediodía, las pizzas técnicas, las calçotadas... Todo eso engancha (a mi lleva enganchándome ya más de 8 años) y, aunque realmente el buen ambiente en el curro es algo que cuesta de transmitir a alguien ajeno, supongo que tendréis referencias personales al respecto. Si lo valoráis como algo positivo, y además, os suena bien el camino que tiene Beezy por delante, igual es momento de conocernos.

8 comentarios:

Miguel Tabera Pacheco @ 13 de mayo de 2015, 16:16

Enric, que gran artículo, me ha encantado leerlo. Me encanta ver el entusiasmo con el que lo cuentas. Leyendo esto, haces que me sienta muy orgulloso de haber podido aportar algún granito de arena durante mis 3 años en la empresa. Espero que todo le vaya genial a Beezy!

Enric Carrión @ 13 de mayo de 2015, 22:49

Muchas gracias tio, me gusta que te haya tocado la fibrilla, jeje. Se te echa de menos por aquí. ¡Un abrazo!

lurumad @ 14 de mayo de 2015, 9:59

Se me cae la lagrimilla Enca... Todo un lujo haber trabajado junto a tanto crack!!!

Jose Sanchez @ 14 de mayo de 2015, 10:48

Guardo un profundo cariño a Spenta y, a veces, la echo de menos.

Para el que no conozca la empresa es un nido de frikis. Y, al estar llena de frikis, te sientes como en casa... O mejor aun, si en tu casa no hay frikis que te retroalimenten.

Daniel Floriano @ 28 de mayo de 2015, 16:10

Espero Enric despertar una reacción cercana a la que me provocó tu texto, o para ser sincero, espero también despertar una oportunidad para una amiga que estaría genial en ese nido de frikis como dice Jose Sanchez, de cracks como dice lurumad, de gente orgullosa que trabajó allí en el pasado como Miguel Tabera.

La verdad sea dicha. Te empecé a escribir desde las 5 a.m en Vancouver con Nuvole Bianche como hilo musical inspiracional y con la convicción de que te metería en un callejón sin salida llamado sorpresa. Acabé un comentario suficiente trabajado para sentirme un poco friki, crack y orgulloso como los comentarios de arriba. Me dispuse a darle a vista previa antes de enviar como cualquier usuario que valora lo que hace y Google, que no es perfecto, me borró el mensaje sin posibilidad de recuperarlo. Supongo que todo pasa por algo pero ha sido una gran putada.

No recuerdo exactamente todo lo que te escribía pero sí que era sobre la importancia de los matices. De como ello determina nuestra suerte en las ideas (mi pasión), en los proyectos (Beezy), en las personas (Nassima) y como no, en los textos como el tuyo cargado de matices. Los mismos son los que me llevaron a leer tu texto y los mismos son los que me hicieron escribir este texto. Ahora espero que los mismos determinen la suerte del mío, al menos en lo que respecta con el botón de vista previa y Google.

Recuerdo que te escribí después sobre los matices que me llevaron a tener la suerte de encontrar un texto como el tuyo. Empezaron un año o dos años antes de Beezy con Maximo Castagno de profesor en Elisava al frente de un proyecto troncal llamado Helloplan. Lo pasamos pipa y repipa y también sufrimos y resufrimos. Él más que yo aunque me pareciera imposible entonces. Los que parimos ideas, las vemos y las sufrimos como si fueran nuestros hijos. Sin embargo, desde la distancia de los años, él era el profesor que quería lo mejor y nosotros los alumnos cabrones izando las velas cada uno en la dirección que más convenía. Después de aquella experiencia juntos, yo me alegré muchísimo cuando recién empezaba a ver Beezy a dar sus primeros pasos. Me encantaba su concepto y como ese concepto estaba conectado con Maximo de muchas maneras. Otra vez los puntos, volvían a conectarse, verdad Steve Jobs?

Lo último que recuerdo haber escrito es que al final todo está conectado de una manera o de otra, simplemente más lejos o más cerca dependiendo de la suerte que nos depare los matices en los que trabajemos o no. Recuerdo que antes de mandar todo al carajo gracias a Google, me alegraba también muchísimo de que Maximo, tú y toda la gente de Beezy estéis disfrutando de la experiencia de estar izando las velas en la misma dirección esta vez y con el viento a favor.

Así es como se navega más lejos y con más felicidad a pesar de los contratiempos en la mar. Que siga el viento soplando, que nos veamos algún día y que funcione esta vez Google!

Daniel Floriano Blanco.

Enric Carrión @ 29 de mayo de 2015, 10:55

Hola Daniel,
muchas gracias por tu elaboradísimo mensaje y el esfuerzo por duplicado. La verdad es que efectivamente me hallo ahora en ese callejón sin salida del que hablabas ;)
Para tratar de salir de él, ¿podrías concretarme más acerca de esa amiga a la que hacías referencia a la que podría encajarle el proyecto?

David Martos @ 29 de mayo de 2015, 11:40

Estoy entre un "se me (o me se) cae la lagrimilla al pensar en el camino recorrido..." y un "se me hace el chochin pesicola al ver en lo que te has convertido...". Eres un crack. Aún recuerdo aquella entrevista en la que me dijeron "Viene un tal Enric, rómpele con una entrevista de las tuyas" y salí llorando y con el rabo entre las piernas.

Ánimo que lo difícil ya está hecho y ahora toca disfrutarlo :)

Daniel Floriano @ 12 de junio de 2015, 17:44

Hola Enric,

Gracias por tu rápidisma respuesta y consideración en mis palabras. Mi amiga Nassima os ha mandado a través de la página de talento de Beezy su currículum. Aunque ella me dijo que no encajaba en las posiciones que teneis abiertas, yo firmemente creo que Beezy crecera de tal modo exponencial que gente como Nassima no sólo será necesario sino fundamental porque los mejores siempre encuentran hueco entre los mejores. Espero que con estas palabras sea suficiente Enric y ojalá os vea juntos un día porque nos acordaremos de estas palabras, de este blog y de lo más importante, de esta experiencia.

Un saludo y felicidades por vuestra página de talentos.
Le hace a uno pensárselo! Es cojonuda ;)

P.S. Esta vez he copiado el texto antes de que Google me borre el mensaje al darle a enviar...

Publicar un comentario