Si quieres unirte al equipo de Beezy, ahora es el momento

13.5.15 / Comments (8) / by Enric Carrión

Llevo trabajando en Spenta desde hace ya más de 8 años y me considero un buen conocedor de su estructura, su funcionamiento y su espíritu. Mi visión puede no ser totalmente parcial, pero es producto del tiempo vivido, las experiencias y mi evolución en la compañía, aspectos de los cuales me siento en general más que recompensado.

Sabréis (y si no, lo aclaro) que Spenta es una empresa de servicios especializada en el mundo Microsoft y que, fruto del conocimiento que ha ido acumulando sobre ese mundo, creó un producto llamado Beezy, una suite para habilitar interfaz social en entornos colaborativos SharePoint.

El producto lleva en funcionamiento (y me refiero a funcionamiento en productivo en varios clientes, entre ellos Vodafone) desde hace más de 3 años, y los que tengáis contacto con start-ups y empresas de producto, conoceréis la dificultad de mantener algo tan frágil frente a tantas tormentas y embates en contra. Esto unido al hecho de que Spenta/Beezy no reciben oxígeno económico de ningún fondo de capital riesgo, se puede catalogar de proeza.


Beezy no sólo funciona, sino que además lo hace muy satisfactoriamente y es un producto de éxito, que compite en la liga de las principales soluciones del mercado: Jive, IBM Connections o Sitrion. Evidentemente en cuota de mercado juega un papel aún residual, pero cada día son más los clientes y los escenarios en que Beezy encuentra su encaje como alternativa a estas plataformas.

El año pasado no fue bueno, vamos a admitirlo sin paños calientes. Diversas personas muy valiosas y muy queridas en la compañía optaron por otra salida profesional, lo cual es totalmente comprensible. La compañía ha vivido pendiente del ciclo de ventas, que en el caso de las grandes corporaciones, es prolongado y muchas veces incierto, aunque nunca ha abandonado la apuesta por Beezy como estandarte de negocio.

Finalmente esta apuesta ha terminado dando sus frutos. El negocio generado durante estos últimos meses y las oportunidades surgidas alrededor del producto no sólo permiten su continuidad, sino que además nos sitúa en el camino de convertirnos en la plataforma social líder sobre tecnología Microsoft.

Bullshit aparte, esto quiere decir que hay inversión suficiente para mejorar y proyectar Beezy hacia un estado en que no haya llegado ningún otro producto del sector desde el ámbito tecnológico y de experiencia de usuario. Beezy ahora mismo ya es un producto cañero, y lo saben los que trabajan o han trabajado con él, con una arquitectura bien pensada, extensible, muy SharePoint-friendly, un motor de front-end en Backbone.js que se te cae la baba, con una velocidad de vértigo para implementación de nuevas features, con un ALM diseñado y mantenido exquisitamente. Bien, pues el siguiente paso es incorporar lo que nos falta para tener el sueño completo: integración completa con Office 365, Delve, Graph, Office Videos, multi-tenancy, interfaz completamente responsive, automatización de tests en front-end, integración con SignalR, adaptación al próximo SharePoint 2016 y, sobre todo, una batería inmensa de nuevas funcionalidades y escenarios que el product manager (y nosotros mismos, como primeros consumidores del producto) está deseando ver y probar.

El equipo de Beezy está formado por gente muy buena. Pero aún necesitamos más. Principalmente necesitamos personas que se arremanguen y disfruten con el desarrollo. A partir de ahí, la experiencia que podáis aportar en ASP.NET, SharePoint, Office 365, Azure, Javascript o CSS nos da margen para encontrar vuestra ubicación ideal y vuestra evolución profesional a largo plazo en Beezy.


La inversión de la que hablaba antes da para lograr un equipo muy grande (alrededor de 20 personas) y muy potente de producto. Subrayo "producto". El desarrollo real de producto en este orden de magnitud es casi anecdótico en nuestro país. Lo bueno de todo esto es que uno no necesita emigrar a Silicon Valley ni cambiar su plan de vida para participar de una aventura como ésta. Estamos en Barcelona y en Madrid, somos una "familia" bien avenida, no hay ningún organigrama ni barrera, nos vamos a tomar cañas después de salir y, sobre todo, nos lo tomamos con mucho humor. 

Otra vez, podéis creerme a mi o preguntar a cualquiera de mis compañeros o ex-compañeros y os contarán sobre los Hasselhoffs, los "socials", los Lyncs del miércoles al mediodía, las pizzas técnicas, las calçotadas... Todo eso engancha (a mi lleva enganchándome ya más de 8 años) y, aunque realmente el buen ambiente en el curro es algo que cuesta de transmitir a alguien ajeno, supongo que tendréis referencias personales al respecto. Si lo valoráis como algo positivo, y además, os suena bien el camino que tiene Beezy por delante, igual es momento de conocernos.